Microsoft y su particular visión del marketing

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Anuncios del Lumia 930 en el metro de Londres

La historia de Windows en los teléfonos móviles es más larga de lo que uno puede pensar en un principio. Antes de que existiera Windows Phone 7, Microsoft había tenido una etapa de bastante éxito dentro del sector de los Pocket PC, que utilizaban Windows Mobile, nombre que recibió ya con la tercera versión del sistema en el año 2003.

Con el paso a Windows Phone 7, Microsoft sabía que se estaban quedando atrás en la batalla por conquistar el mercado de los smartphones orientados hacia el sector de consumo, es decir, la gente que utiliza su teléfono para sus cosas del día a día, y no únicamente como herramienta para el trabajo. Por lo que se veían en la obligación de buscar una forma de incrementar las ventas de Windows Phone 7.

¿Cuál es la forma más típica para incrementar las ventas de un producto? El marketing. Microsoft lanzó entonces una de sus campañas de publicidad que más repercusión ha tenido a lo largo de la historia de Windows Phone. Consistía en retar a gente de la calle a ver si eran capaces de realizar ciertas tareas básicas como compartir una imagen en Facebook o buscar una página web más rápidamente con su smartphone que la persona de Microsoft con un teléfono Windows Phone 7.

Con Windows Phone 8 y la popularización de Nokia como principal fabricante en Windows, vimos algunos de los anuncios que perfectamente podríamos considerar como de los más divertidos en la historia de la tecnología. Todos recordaremos siempre con humor la famosa boda que se fastidiaba por culpa de la guerra entre fans de Apple y de Samsung.

Pero llegamos a la Microsoft gobernada por Satya Nadella y a Windows 10. Hasta entonces, Windows Phone había logrado en algunos países europeos una cuota de ventas que superaba a iOS.

Es cierto que el iPhone es mucho más caro que los Lumia de gama baja y gama media que se vendían, pero sin duda era todo un logro para un sistema como Windows Phone, y más cuando en Europa apenas hemos recibido una mínima parte del marketing y promociones que hacía Microsoft en Estados Unidos.

Esto es destacable porque, por ejemplo, en España el último anuncio que recordamos ver de teléfonos Lumia fue el de la famosa chica pelirroja que hablaba de lo fantástico que era su Lumia 635 (el cual recordemos que no terminó muy bien con el paso a Windows 10 Mobile).

El principal problema de Windows 10 Mobile ha sido el silencio por parte de Microsoft unido a un marketing inexistente. En lugar de comportarse como una empresa seria y que trata de tener informados a sus usuarios sobre lo bueno y lo malo que llegará al sistema operativo. Microsoft sencillamente decidió tomar la estrategia de no hablar.

Surface sí que ha recibido algo más de interés por parte de Microsoft a la hora de publicitarse, pero de una forma muy poco impactante. En España por ejemplo, gracias al acuerdo que tiene Microsoft con el Real Madrid, podemos ver en todas las ruedas de prensa de Zidane una Surface Pro 4 a su lado, ¿pero esto realmente es útil? ¿hará que mi padre quiera tener esa cosa gris sin nombre que aparece junto a Zidane?

Alguien que no entienda de tecnología cuando ve una Surface piensa que es una tablet cualquiera, e incluso inferior al iPad porque Apple se encarga de que tengas a sus tablets como las mejores del mercado. Por lo que es necesario dar a conocer todo lo que puedes hacer con una Surface, no sólo ponerla a la vista y que la gente se imagine qué puedes hacer con ella.

Surface con Zidane y anuncio del iPhone en un edificio

Surface pide a gritos una campaña de publicidad a lo grande, que dé a conocer tanto el producto como todo lo que puedes hacer con ella. Algo tan simple como lo que hace Apple tapando edificios enteros con un anuncio, llamaría la atención y daría a conocer un producto que aún a día de hoy muy poca gente conoce.

¿Qué futuro le espera a Windows 10 Mobile?

Todo apunta a que Microsoft quiere reiniciar (una vez más) su sistema operativo en smartphones con el paso a Windows 10 ARM. El problema viene cuando gran parte de la mala fama de Windows en teléfonos viene por la actitud de Microsoft, más que por el sistema en si.

Es cierto que faltan aplicaciones, que el sistema falla y que está lejos de ser perfecto. Pero cuando llega un evento importante de Microsoft y ves que ignoran a Windows 10 Mobile, aparentemente pensando que si no lo nombran nadie se dará cuenta.

Satya Nadella estará convencido de que Windows 10 Mobile jamás habría podido competir con Android en teléfonos de consumo, pero si Microsoft hubiera cuidado su comunicación y hubiera demostrado que le importa tanto el sistema y sus usuarios, todo habría sido muy diferente.

Archivado en Surface, Windows 10, Windows 10 Mobile, Windows Phone
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs