Analizamos el soporte de carga inalámbrica Nokia DT-910

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Además de la cámara, Nokia pone un especial empeño en publicitar la posibilidad de la carga inalámbrica de sus dispositivos. Prácticamente todos los modelos Lumia tienen la posibilidad de este tipo de carga, tanto porque lo incluyen directamente o gracias a carcasas adicionales. Pero además, como todos imaginamos, es necesario un cargador que soporte el estándar de carga inalámbrico. En esta ocasión, evaluamos el DT-910, uno de los cargadores más avanzados de Nokia.

cargador nokia dt 910 Una de las características que Nokia se esfuerza en incluir en sus nuevos terminales Lumia es la carga inalámbrica. Ya sea porque se ha incorporado en el propio dispositivo, como añadirlo al dispositivo mediante alguna carcasa. Parece una característica que no aporta demasiado valor, ya que no implica demasiado trabajo simplemente conectar un cable al terminal para proceder a su carga. Pero el principal valor que veremos que tiene es la comodidad, y más cuando este método esté extendido de forma global, tal y como esperamos.

Existen varios estándares de carga inalámbrica, pero Nokia se ha decantado por el estándar denominado Qi. No sólo Nokia es quien lo utiliza, ya que hay un grupo de empresas que lo apoyan, entre ellas Samsung, y varios de sus dispositivos también vienen con este estándar de carga, como el Samsung Galaxy S4.

Para realizar la carga inalámbrica existen varios cargadores con un rango de precios amplio, pero no todos con las mismas características. En el día de hoy vamos a analizar el cargador distribuido por Nokia, cuyo código de producto es DT-910, y que además de tratarse de un cargador tiene funcionalidad NFC para poder abrir la aplicación que deseemos con sólo acercar el teléfono. Por tanto, aunque sea un cargador distribuido por Nokia, no sólo sería compatible con terminales de esa marca, sino que también podría funcionar con otros, como el comentado Samsung Galaxy S4.

Características

Respecto a este apartado, no se puede comentar demasiado ya que es simplemente un cargador. Aun así destaca:

  • Disponible en color blanco, o en color negro.
  • Peso de 111 gramos.
  • Longitud de cable de 180 centímetros.
  • Indicador luminoso del estado de carga.
  • Soporte con el ángulo adecuado para que la carga de producto sin problemas.
  • Soporte para NFC.
  • Estándar de carga Qi.

Desempaquetado

En el paquete veremos que disponemos de:

  • Adaptador de corriente.
  • Cable de conexión.
  • Soporte de carga con NFC.
  • Manual de instrucciones.

El empaquetado es sencillo, pero eficaz, viniendo el cargador protegido suficientemente. Por otro lado, el largo del cable de conexión sorprende por su longitud, ya que es bastante más largo que el cable USB que traen por defecto los terminales.

cargador inalambrico nokia dt 910

Pero al propio cable, le encontramos una pega, que no sabemos si es debido al estándar Qi, y es que el conector no es USB. Así, el adaptador de corriente lo vamos a necesitar sí o sí, formando una parte indivisible del cargador. Uno espera que el cargador pudiera tener un conector USB y así tener una mayor flexibilidad de uso, pero no es el caso.

Uso del cargador

La verdad es que para usar el cargador prácticamente no hay ni que leerse las instrucciones. Basta con conectar el adaptador a la corriente, y mediante el cable suministrado el soporte de carga y el adaptador. Y con sólo esos pasos lo tenemos listo.

Para comenzar a cargar basta con apoyar el teléfono en el soporte y escucharemos el sonido típico de Windows Phone cuando conectamos el cargador. Es posible realizar la carga sin tener que quitarle ninguna funda. En ese momento, al comenzar la carga y mientras ésta dure, veremos una pequeña luz blanca fija en la base. Si vemos que parpadea suavemente, es que el proceso de carga ha terminado. Y si parpadea rápidamente, es que ha ocurrido un problema y el terminal no se está cargando. Se puede probar a quitar el teléfono y volver a colocarlo.

Además, al tratarse de un cargador con soporte NFC, podemos arrancar nuestra aplicación preferida con sólo acercar el terminal a la base. Sí, no al soporte de carga, sino que hay que acercar la parte posterior y superior del móvil a la parte delantera de la base. Veremos ahí una pequeña marca que pone NFC.

Recibir etiqueta nfc

Al hacerlo con el terminal encendido, y siempre que tengamos activada la funcionalidad de NFC en el terminal, oiremos cómo el terminal reconoce la etiqueta y al darle a aceptar ocurrirá:

  • La primera vez se abre el programa para configurar los accesorios de Nokia. Ahí podremos configurar qué aplicación podemos abrir. Por defecto, se abrirá una aplicación de Nokia con la hora, el tiempo, y calendario.

  • Las siguientes veces se abrirá directamente la aplicación que indiquemos.

El dejar la aplicación que nos propone Nokia durante la carga, puede tener su utilidad, pero tiene un doble efecto que igual no nos gusta tanto. Al no entrar el móvil en reposo y tener la pantalla siempre encendida, podemos apreciar cómo al coger el móvil éste se ha calentado considerablemente. Por otro lado, ya veremos más adelante los resultados, pero notaremos cómo la velocidad de carga es menor. Normal por otro lado.

Después de usarlo durante algunas semanas, he podido comprobar cómo uno se acostumbra rápido a lo cómodo. Así, no podemos decir que el cargador sea tremendamente útil, pero sí que es muy cómodo el simplemente colocar el teléfono y que comience la carga. Para aquellos que tenemos el teléfono con una funda que cubre la parte inferior y que por lo tanto hay que dejarla abierta para conectar el cargador, sí que es algo más cómodo, ya que en este caso se coloca con la funda cerrada y no hay que realizar ninguna acción adicional.

DT 910 con Nokia LUmia 920

Además, al tener el soporte, uno está muy tentado a proceder a la carga siempre que tiene el cargador a mano. La verdad es que para tenerlo en la oficina, puede ser un muy buen complemento, ya que además de tener siempre el teléfono listo con la batería cargada, al utilizar la aplicación nos estará mostrando el reloj y nos recordará las siguientes citas. También podemos utilizarlo en la mesita al lado de la cama, teniendo un reloj, despertador, siempre conectado a Internet para darnos el tiempo, y proceder a la carga cada noche.

Velocidad de carga

Uno de los puntos importantes es la velocidad de carga. Siempre se ha hablado de que al ser inalámbrica, la eficiencia es menor que la de un cargador por cable, lo que suele suponer mayores tiempos de carga. Por tanto, lo que hemos realizado es una captura del nivel de batería durante el proceso de carga, y en tres situaciones:

  • Carga inalámbrica con teléfono apagado.
  • Carga inalámbrica con aplicación de hora y tiempo encendida.
  • Carga con cargador por cable.

Los resultados obtenidos para un Nokia Lumia 920, de unos seis meses de antigüedad, son los que os los mostramos en la siguiente gráfica. Hay que recordar que el terminal tiene una batería de 2.000 mAh de capacidad.

grafica carga inalambrica

Se aprecia que la velocidad de carga inalámbrica es de un 35% por hora, de forma aproximada. Lo que nos daría una carga completa en torno a algo menos de las tres horas. Estos valores se tienen que enfrentar a los que se obtienen si se utiliza el cargador oficial de Nokia. En éste caso, se tiene una velocidad de unos 60% por hora. Esto nos lleva que en poco más de hora y media tendríamos cargada la batería si partimos desde cero. O sea, el utilizar la carga inalámbrica nos llevará algo menos del doble de tiempo en cargar completamente la batería.

Mención aparte está la situación donde, además, está funcionando la aplicación comentada de Nokia. En ese caso, la velocidad de carga es de un 25% por hora, lo que nos llevaría a casi cuatro horas para conseguir una carga completa. Desde luego, la combinación del cargador con la aplicación está pensada para utilizarse por la noche, y tener tiempo de sobra disponible para poder llegar al 100%.

Nota final

85

Hemos podido comprobar cómo, a pesar de que el tiempo de carga es mayor que el obtenido mediante un cargador con cable, el cargador es bastante efectivo. En este caso, prima la comodidad respecto a la velocidad de carga. Por ello, los lugares ideales para utilizarlo son la oficina, consiguiendo que el teléfono esté siempre disponible al 100% con sólo el gesto de colocarlo en su base, o en la casa, en la mesilla de noche, para cargarlo a la vez que se utiliza como reloj y despertador. Por tanto, si tienes en mente alguno de estos dos usos, no lo pienses y hazte con un cargador de este tipo.

Si el cargador no tuviera la pega del tipo de cable, podría convertirse además en un complemento ideal para los viajes. Ya que bastaría con conectarlo a otro cargador de tipo USB o a un ordenador, para poder disfrutar de una carga inalámbrica. Pero en este caso, y de forma paradójica, un cargador de tipo inalámbrico, está anclado al enchufe, debido a la necesidad del transformador.

Nokia | DT-910

Archivado en Análisis, Carga inalámbrica, DT 910, Nokia, Nokia DT-910
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion