Bases de carga inalámbrica no oficiales

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nokia  Qi

Con la legada de los primeros Windows Phone 8 de Nokia comprobamos que el fabricante finlandés iba a apostar fuerte por el estándar Qi de carga inalámbrica, ya fuera incluyendo esta característica de serie o mediante carcasas especiales. Los terminales de gama alta con Windows Phone 8.1 siguen esta tendencia y todo indica que Microsoft no la romperá.

La carga inalámbrica ha resultado ser una característica muy útil que cada vez está más presente en las plataformas rivales. Sus puntos débiles residen en el mayor grosor del terminal, tanto si la lleva de fábrica como si requiere una la carcasa extra, y en el coste de los accesorios originales necesarios para realizar la carga. Por ahora la carga inalámbrica requiere de bases o soportes de carga adaptados y su coste, si son de marca, va de los 40 a los 100 euros.

El mercado de recambios no oficiales nos brinda la posibilidad de adquirir accesorios por un importe claramente menor pero, lógicamente, con menos garantía y funciones. En WinPhone metro hemos querido comprobar el desempeño de una base de carga inalámbrica no oficial y para ello hemos recurrido a las múltiples ofertas que encontramos en una tienda de prestigio global como es eBay, decantándonos finalmente por una opción con un coste de tan solo 6 euros y envío gratuito.

Consumo batería autonomia

Tras varias semanas de prueba las sensaciones son muy positivas aunque hay determinados aspectos negativos que debemos detallar. La base de carga es liviana gracias al plástico (de escasa calidad) con el que está realizada. El cable USB recibido es de tan mala calidad que hemos decidido usar el original de Samsung ATIV S aprovechando que el cargador de pared (no incluido) era también de la marca coreana. El tiempo de carga para terminales con baterías de 2000 mAh es ligeramente inferior a las 3 horas, lo que supone en torno a media hora más del registro que obtuvimos con el Nokia DT-910.

Queda claro que la velocidad de carga es óptima pero carece de extras como la tecnología NFC presente en ciertos accesorios Nokia, con la que podemos arrancar nuestra aplicación preferida con sólo acercar el terminal a la base. También hemos comprobado que durante los primeros 30 o 45 minutos de carga el terminal se recalienta considerablemente, si bien es cierto que luego se enfría y que tras varias horas sobre la base la temperatura de esta y del cargador de pared no era destacable.

El tiempo entre que posamos el terminal y comienza la carga es mínimo en modelos que la traen de serie (Nokia Lumia 928) y de hasta un par de segundos cuando hace falta una carcasa dedicada (Nokia Lumia 1020). Son cifras que consideramos buenas en cualquier caso puesto que hablamos de un accesorio que cumple su cometido principal de forma aceptable por un importe 10 veces menor que sus equivalente de marca oficial. Su principal punto débil podría estar en un uso a largo plazo (garantía) pero no deja de ser una excelente opción como segundo cargador.

¿Usáis accesorios no oficiales? ¿Cuál es vuestra experiencia con ellos?

Archivado en Accesorios, Base de carga inalámbrica, Carga inalámbrica, Nokia DT-910
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs