Windows 10 o Windows 8.1, comparativa en vídeo de los últimos sistemas de Microsoft

Windows 10 o Windows 8.1, comparativa en vídeo de los últimos sistemas de Microsoft

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Windows 10 frente a frente con Windows 8.1

Windows 10 ha llegado esta semana con toda la expectación que se puede esperar del sistema más usado del mundo. Tras nuestra comparativa entre Windows 7 y Windows 10, que será el principal tráfico de usuarios durante los próximos meses, hoy hemos decidido embarcarnos en un nuevo “Cara a cara” o “One to One”, como se suele decir. En esta ocasión, será Windows 8.1 el encargado de batirse con Windows 10 para comprobar si los cambios realizados al último sistema operativo pueden acabar convenciendo a los usuarios. ¿Nos acompañas?

Menú Inicio y Live Tiles

El Menú Inicio que desaparecía con Windows 8 y 8.1, sustituído por una pantalla de Inicio pensada sobre todo para interfaces táctiles como las de las tablets o convertibles, vuelve a ser ahora sustituido en Windows 10 por un nuevo Menú Inicio, mucho más parecido al de Windows 7, pero con la salvedad de que también se ven integrados los famosos “Live Tiles” que llegaban por primera vez con Windows Phone y posteriormente con Windows 8 en escritorios.

Inicio

En este sentido las diferencias son muy apreciables para aquellos usuarios que hagan uso de su ordenador en formato escritorio, ya que es algo que en Windows 8.1 finalmente se acabó planteando pero de una forma muy limitada y que en la experiencia general provocaba algunas molestias importantes.

No ocurre lo mismo en la versión para tablets de Windows 10, que precisamente podremos activar desde el panel de notificaciones, y que mantiene una estética prácticamente idéntica a Windows 8.1, con la salvedad de la ubicación de todas las aplicaciones y alguna parte del diseño de los Live Tiles.

Menu Inicio Windows 10

En resumidas cuentas, el salto más grande en cuanto a la pantalla inicial lo vemos entre Windows 8.1 y Windows 10 a diferencia de Windows 7, aunque el hecho de que sea un sistema adaptable a cualquier pantalla y producto, nos lleva a analizar un mismo sistema con diferentes rostros.

Aplicaciones y escritorio

Con Windows 8 y 8.1, Microsoft planteaba un nuevo escenario para las aplicaciones dentro de su sistema operativo. Buscando potenciar una tienda de apps con suficiente fuerza, llegaban las aplicaciones Metro, pensadas sobre todo para interfaces táctiles y que distaban enormemente del diseño clásico de las aplicaciones de escritorio. Sin embargo, en este mismo sistema operativo, el Escritorio actuaba como una aplicación más, al contrario que en Windows 7 donde éste era la base sobre la que abríamos todas las aplicaciones que tuviéramos instaladas.

Windows 8.1 apps

Al ser la aplicación de Escritorio una apps más dentro del sistema, todas las aplicaciones clásicas Win32 tenían que pasar por esta aplicación, y era algo engorroso en la experiencia de usuario final. Además, las aplicaciones metro se abrían a pantalla completa, sin posibilidad de redimensionarlas desde el propio escritorio ni nada parecido.

Windows 10 solventa esta problemática de un plumazo, permitiendo en primer lugar, que el escritorio deje de ser una aplicación y pase a ser el entorno fundamental de trabajo, y en segundo lugar, adaptando las nuevas aplicaciones universales para que puedan ser abiertas en el escritorio como si de una aplicación más se tratase, redimensionarlas, cerrarla y cualquier gestión que pudiéramos realizar con el resto de apps.

Windows 10 Apps

En este sentido creo que Windows 10 es un paso adelante rotundo, que deja atrás incoherencias en la experiencia general del usuario y que por fin propone una unificación de lo mejor de Windows 7 y Windows 8.1.

Cortana y búsqueda

Si en Windows 8.1 contábamos con las “Charm bars” como protagonistas indiscutibles en la experiencia diaria con Windows 8 y 8.1, y dentro de la cual encontrábamos un botón de búsqueda para realizar todas las consultas sobre aplicaciones, archivos y documentos de nuestro sistema, así como también preguntas de internet, ahora en Windows 10 será Cortana (siempre que la activemos claro está) la encargada de realizar estas búsquedas desde la barra de tareas.

Busqueda Windows 8.1

Tendremos prácticamente la misma funcionalidad en lo que se refiere a realizar búsquedas, aunque será muy diferente si pensamos en sacar el máximo provecho de Cortana como asistente virtual en Windows 10, tanto para organizar nuestro día a día como para añadir recordatorios así como para darnos avisos de que tenemos, por ejemplo, que felicitar a un amigo justo antes de que le realicemos una llamada.

Cortana en Windows 10 PC y tablet copia

En este sentido el motor y la función de búsqueda es prácticamente idéntica, aunque la parte de asistente virtual, que es mucha, así como el diseño, ha cambiado radicalmente y es posible que mejore vuestra experiencia de usuario en el día a día con Windows 10 y Cortana.

Panel de Control y Configuración

El salto de Windows 8.1 a Windows 10 se ha visto reflejado también en cuanto al nivel y número de opciones que podremos gestionar desde la aplicación “Configuración”. Con Windows 7, el único lugar posible para modificar parámetros y otra serie de ajustes era el “Panel de Control”, algo que se mantenía en parte con Windows 8.1, aunque entonces se complementaba con una nueva aplicación Configuración, mucho más cercana a la forma de operar en móviles y tablets.

Windows 10 configuracion y panel de control

Windows 10 no es sino una continuación de este proceso de dejar atrás el Panel de Control progresivamente para ir añadiendo más y más opciones a la aplicación de Configuración que, por cierto, será prácticamente idéntica en su versión Windows 10 Mobile.

Diseño

Como os comentaba al inicio, el principal cambio de diseño llega desde la parte del Menú de Inicio y el cambio de pantalla de Inicio en tablets. Pero además de ello, los iconos, los bordes de las ventanas, las animaciones en modo tablet sobre todo y algunos otros pequeños ajustes como la personalización, han variado con respecto a Windows 8.1 para dar una apariencia general más moderna.

Windows 10 escritorio Pablo Rosillo

En principio, las texturas son más planas, dejando de lado hasta cierto punto los bordes de las ventanas con un efecto translúcido para las aplicaciones de escritorio, que será prácticamente idéntico para las aplicaciones Metro. En este sentido, creo que el cambio más importante pasa por las tablets, donde las animaciones se han puesto en paralelo con las nuevas animaciones de Windows 10 Mobile y le confieren una apariencia general cuando cambiamos de apps o volvemos a la pantalla de Inicio muy interesante.

Más novedades en Windows 10 y valoración final, ¿Windows 10 o Windows 8.1?

Además de todos los cambios que hemos visto, Windows 10 llega con una serie de novedades bajo el brazo muy interesantes. La primera de ellas Microsoft Edge, que llega para dar el relevo al ya anticuado Internet Explorer que parece no haber conseguido el hueco que una compañía como Microsoft cree merecer. Un explorador que hemos visto y analizado en vídeo que puede dar muchas alegrías a los usuarios.

Tambien Windows 10 Store, la tienda de aplicaciones de Windows 10, ha sufrido una gran remodelación desde Windows 8.1, basicamente con una base nueva y un diseño y estilo totalmente modificado, irreconocible podríamos acabar diciendo.

Como conclusión final de este artículo, y con toda la complicación que conlleva tratar de analizar dos sistemas operativos con tantos cambios entre ellos, debo decantarme en mi experiencia personal por Windows 10. Como usuario que valora enormemente las ventajas de operar con un escritorio con múltiples ventanas y escritorios virtuales, creo que la versatilidad que nos da Windows 10 al poder abrir cualquier tipo de aplicación, ubicarla en modo multiventana y trabajar como nos plazca, es una ventaja demasiado evidente como para dejarla correr.

Además de ello, la tienda Windows 10 Store ha llegado con mucha fuerza, con las novedades que se esperan de un producto que puede ser una parte fundamental en el futuro de la plataforma, tanto la de escritorio como Windows 10 Mobile.

En lo que se refiere al rendimiento, creo que Windows 10 me ha dado un plus de rapidez al abrir las aplicaciones y al cargar el sistema, consumiendo a priori menos recursos. Las aplicaciones universales se mueven a las mil maravillas, aunque es cierto que Windows 8.1 ya operaba de forma sobresaliente en la mayoría de productos que operaba. Si queréis apostar por Windows 10, no olvidéis echar un vistazo al artículo de cómo instalar Windows 10 desde Windows 7 y Windows 8.1 y los posibles obstáculos que os podéis encontrar tras su activación.

Archivado en Comparativa, Vídeo, Windows 8.1
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs