ASUS UX305, nuestro análisis del ultrabook de moda más asequible

COMPARTIR 0 TWITTEAR

ASUS UX305 ultrabook

La era post-PC estaba en lo más alto de la colina. Las tablets con el iPad a la cabeza estaban en el camino para desbancar a los portátiles y ultrabooks. Pero de repente, Windows 10 sale al escenario, y todo parece cambiar de sentido.

Los ultrabooks, esos portatiles ligeros, muy ligeros, y algunos veces más potentes que la media de portátiles, consiguen poco a poco colarse en más hogares que nunca gracias a su atractivo diseño y a las cada vez más reducidas dimensiones. Innegable es que Apple ha hecho mucho en este cambio, tanto sus iPad como sus Macbook han supuesto avances en estos dos nichos de mercado, haciéndolos exitosos y marcando una tendencia, y sea como sea, Windows 10 puede apovecharse perfectamente de ello.

Hoy, el ASUS UX305, el úlimo ultrabook en llegar al mercado de la mano de ASUS, ha pasado por nuestra banco de pruebas. Lo hemos analizado, mimado, contemplado durante horas buscando defectos, virtudes, y este ha sido el resultado. ¡Empezamos!

Diseño y dimensiones

Cuando hablamos de ultrabook nuestra cabeza piensa en portátiles finos, ligeros, la continuación de una gama de portátiles que en su momento fueron realmente pesados pero que con los años han evolucionado hacia la comodidad de los usuarios, y hacia sus carteras. Efectivamente, este ASUS UX305 es la viva imagen de lo que un ultrabook o portatil ultra ligero debería ser: fino, muy fino, ligero y llevadero. 3 claves que en el día a día se notan si lo comparamos con la gama de portatiles que no llevan esta etiqueta en sus fichas.

ASUS UX305 grosor y diseño

ASUS ha querido destacar a base de bien en cuanto a características físicas, con un portatil sumamente fino y ligero, con apenas 12,3 mm y 1,2 kg, respectivamente. ¿Se nota en el día a día? Demasiado. Cuesta hacerse a la idea de tener que volver a usar un portatil de más de 1,7 kg de peso después de haber usado el UX305 durante unas semanas. No es una tablet, es cierto, pero la cantidad de productividad que podremos realizar con este ordenador y lo ligera que hace la experiencia con él, me han “forzado” a usar más este portatil que mi iPad. No en todas las ocasiones, no quiero engañar a nadie, un iPad o una Surface siguen siendo bastante más asequibles que este modelo, pero a cambio dejamos mucho de lado, cosa que con un teclado y un touchpad no podríamos hacer. El peso además se encuentra perfectamente distribuído como para poder levantar la parte superior del portatil, la pantalla, sin tener que sujetar la parte inferior con la otra mano.

En cuanto a su estilo, su diseño, la compañía asiática ha seguido lo mismos pasos que en otras gamas como sus tablets con Windows o Android. Tendremos un acabado de aluminio, suave y agradable al tacto, denotando una muy buena sensación de calidad. El equilibrio entre el peso y los materiales está totalmente en sintonía, y es que hay veces que por aligerar en exceso un producto, acabamos perdiendo esa sensación de estar delante de algo de “calidad”, premium que nos diferencia del resto de personas. No es el caso.

ASUS UX305 tapa

El portatil que hemos podido probar tenia un tono marrón grisáceo oscuro muy elegante, enfocado para un público amplio pero que encaja genial tanto en oficiona, en el hogar como en cualquier situación en exteriores. No es llamativo, no destaca, pero sienta genial usarlo en cualquier ubicación.

Si miramos a la competencia, descubriremos que pocos portátiles pueden presumir de tener una pantalla de estas dimensiones y además poder encajar todas las piezas con este chásis de aluminio, que ya os adelanto es digno de ver en vivo y en directo. No cabe duda que es uno de los puntos fuertes de este portatil, un diseño que convence de inicio a fin, y si bien no destacada especialmente como si lo hace el Dell XPS 13, su construcción es realmente buena, y lo notaremos desde el primer momento.

Pantalla

Si el diseño es un punto fuerte, la pantalla no se queda atrás ni mucho menos. Estamos delante de un panel IPS de 13 pulgadas con resolución Full HD (1920×1080) (también disponible en resolución QHD). Y sí, los números son buenos, pero en directo todo cobra mucho más sentido. La tecnología empleada para su pantalla nos otorga una sensación sencillamente impresionante, como si realmente todo lo que vemos estuviera hecho de algún material real y no fuera simplemente contenido digital proyectado sobre el panel. La primera impresión fue muy buena, y esa misma sensación se ha mantenido sólida a lo largo de estas semanas.

ASUS UX305 pantalla

Es una de las mejores pantallas que he visto en un ultrabook o portatil, con colores muy buenos, buena temperatura en los mismos, ángulos de visión buenos aunque quizás mínimamente algo mejorables, y con un grado de detalle en cada contenido que veremos en la pantalla sorprendente. Por poner algún ejemplo, ver un trailer en la tienda Windows 10 Store nos muestra un gran de nitidez sobresaliente, siempre sobre la base de tener la sensación de estar delante no tanto de una pantalla al uso, sino de un panel que refleja a la perfección todos y cada uno de los colores que debe representar, ni más ni menos.

En mi experiencia, el panel cumple a la perfección con lo que cual usuario medio o avanzado puede esperar de un ultrabook. Gratamente sorprendido con su experiencia, y esperando que sean muchos más los fabricantes que se lancen a construir paneles de este calibre.

Sonido

ASUS UX305 en exterior

El otro apartado multimedia, el que se desprende de sus altavoces, nos deja algo más fríos. Pocos graves, buena calidad de sonido en general pero quizás echo en falta algo de potencia para un portatil de este precio. Cumple holgadamente con lo que se puede esperar de un portatil, pero descartemos la idea de que sea un producto que pueda sustituir una experiencia de audio como la de unos buenos altavoces externos o la de otros portátiles quizás más enfocados a este apartado. Una buena experiencia general, pero echo en falta ese plus de potencia e intensidad en algunos momentos, aunque el hecho de que sea un portatil más asequible que el resto de la competencia puede verse reflejado en algunos apartados, y el sonido, en parte, ha sido uno de ellos.

Rendimiento

La gama de portátiles ultrabook, encabezada por los conocidos Macbook de Apple que siempre han dado un empujón a este mercado, cuentan en su haber con modelos que apuestan por la gama de procesador Intel Core, con potencias que van hasta los más ilustris Core i7, o bien por los modelos más asequibles. Intel presentó hace meses los que estaban llamados a ser la nueva gama de referencia para aquellos fabricantes y usuarios que quisieran una gran potencia pero un formato comedido y con un buen rendimiento de bateria, los sustitutos, mejoras de la gama i3, los Intel Core M.

Precisamente ha sido esta la apuesta de Asus para su UX305, en este caso acompañado de 8 GB de RAM y 128 GB de SSD. ¿Cuál ha sido mi experiencia? Agridulce.

ASUS UX305 touchpad

Empecemos por la parte buena. En mi experiencia diaria como editor de WinPhone metro, tengo que realizar diferentes tareas con editores de fotografía como Photoshop o editores de vídeo. En el primero de los casos no he tenido prácticamente ningún problema más allá de la optimización que desde Adobe han hecho con la resolución Full HD para algunas versiones, pero en lo que se refiere a los tiempos de carga no he notado ningún lag o especial retraso comparado con otros portátiles.

En cuanto a la edición de vídeo, aquí si he visto como algunos movimientos de vídeos hacia delante o hacia atrás, así como añadir más escenas a “Mis vídeos subidos”, provoca un retraso apreciable, nada que me imposibilite realizar el vídeo, pero sé que podría haberlo realizado notablemente más rápido en otro ordenador con un procesador Intel Core, incluso con alguna de las versiones i3 que he podido probar. Si bien es cierto que esto también se nota y mucho en la bateria, apartado que comentaré justo a continuación.

ASUS UX305 diseño

Los juegos, las aplicaciones de Windows 10 Store, el rendimiento general navegando y en la interfaz es muy buena, quizás algún leve “tirón” en Chrome cuando tengo más de dos vídeos reproduciéndose al mismo tiempo y 7-8 pestañas abiertas a la vez, pero es algo que haremos en contadas ocasiones.

La peor parte de la experiencia me la he llevado sin duda con el calentamiento excesivo del ordenador. Podríamos decir que es bastante molesto sostenerlo en las rodillas o tocar ciertas partes del ordenador cuando llevamos algunos minutos reproduciendo vídeo o exprimiendo algo más su motor. Pero no es justificable ni mucho menos. Es posible que ASUS aún tenga que realizar algún recalibrado con Windows 10 pero el hecho es que este portatil arde literalmente cuando exigimos algo más.

CPU (Geekbench)Gráfica (GFXbench)
ASUS UX3051954/3909 (single/multicore)3210,3 (57 fps)
Energy Sistem Pro 10786/219 (single/multi core)1245 (22.85fps)
ASUS VivoTab 8754/2465 (single/multicore)1290,6 (23fps)
HP Stream x360 11983/1622 (single/multi core)1391, 5 (24,84fps)

Es sin duda el punto más negativo de mi experiencia con este portatil, y acaba empeñando de forma considerable mis sensaciones finales con este ultrabook. No ocurre siempre, pero es algo más regular de lo que me gustaría y sostenerlo en las rodillas o en cualquier parte de nuestro cuerpo, incluso en las sabanas de nuestra cama, puede llegar a ser peligroso. Parece que los procesador Intel Core M aún necesitan algún tiempo para asentarse, pero lo que está claro es que este ASUS UX305 sufre notablemente cuando le pedimos algo más allá de lo que cualquier portatil o incluso netbook o tablet podrían hacer.

Batería y conectividad

ASUS UX305 conexiones

La apuesta por un procesador Intel Core M me lleva a pensar, sobre todo, en una estrategia por parte del fabricante centrada en no dejar de lado la potencia (que en parte también) sino apostar por una gestión de la batería sumamente buena. Al fin y al cabo, son productos muy ligeros, pensados y fabricados para ir de nuestro brazo durante todo el día, y en esos momentos, una buena duración de la bateria no es necesaria, es imprescindible.

En mi experiencia, además de una carga bastante rápida del ordenador, aproximadamente de dos horas, el uso que he podido darle a este ASUS UX305 es de aproximadamente unas 9 horas de desempeño. Por supuesto esta es una cifra que puede variar, si hacemos uso del ordenador para reproducir vídeo en alta resolución, editamos vídeo o cualquier tarea que exija algo más a este portatil, puede hacer bajar estas cifras sin duda, pero en general creo que cuenta con una duración por encima de la media de portátiles que hay a día de hoy, incluso dentro de la gama ultrabook, y aquí Intel ha tenido algo que ver.

En el apartado de conectividad, este ASUS llega bien equipado. Contamos con ranura para tarjetas SD, un puerto micro HDMI, entrada jack para auriculares y 3 puertos USB 3.0, así como una entrada de corriente de puerto propietario.

Teclado y touchpad

Al igual que el resto del chásis del producto, el teclado de este UX305 cuenta con materiales de calidad, con buen espacio entre las teclas y con buen recorrido y ancho de las mismas. La sensasión es la de estar delante de un teclado premiun, de gama alta, una experiencia muy agradable a la hora de escribir durante largas horas y no sentir ningún tipo de fatiga al respecto.

ASUS UX305 teclado

Algo que también sirve para el **touchpad, bastante grande aunque quizás algo menos sensible de lo que me hubiera gustado, comparado con alguno de los modelos Macbook, aunque es posible que pueda llegar a mejorarse a través de actualizaciones de software. Además, con Windows 10 tendremos gestos preparados para gran parte de la experiencia diaria, y en eso sí que realmente Microsoft ha dado un paso adelante si lo comparamos con OS X de Apple, que le llevaba la delantera durante mucho tiempo. Podremos minimizar todas las ventanas, abrir el modo multitarea, pasar de una aplicación a otra con varios dedos o, una de las cosas más útiles en mi experiencia, hacer una pulsación de tres dedos para llamar a Cortana.

En este apartado, el más importante tal vez para los usuarios que buscan productividad a raudales, creo que ASUS ha hecho un buen trabajo. Ha conseguido perfilar un buen teclado y de calidad, con un touchpad que, si bien no es el mejor y más sensible en la actualidad, cuenta con suficiente calidad como para ofrecernos una gran experiencia, de mano claro de Windows 10.

Windows 8.1 de fábrica, actualización inmediata a Windows 10

Pero no nos engañemos, un buen apartado multimedia, un rendimiento correcto o un diseño impresionante pueden caer en el olvido sin una experiencia de sistema sólida. Nada más recibir el producto y probar Windows 8.1, un sistema que se mueve de sobra en este portatil pero que apenas tiene sentido para su uso en un producto de este formato, decidí apostar por Windows 10 desde los primeros momentos. El cambio fue radical.

Windows 10 ASUS UX305

Transiciones, diseño, visualidad, nuevas aplicaciones, menú Inicio, Cortana… y sobre todo, un gran rendimiento en cuanto a cargar el sistema, abrir aplicaciones, movernos por todo Windows 10, una verdadera delicia. Cierto es que a medida que vayamos ocupando el espacio del disco duro, instalando aplicaciones pesadas y “dando de sí” el sistema, la experiencia puede verse algo ralentizada con el paso del tiempo, pero nada que una restauración o limpieza no pueda solucionar.

Lo analizaré en un artículo aparte, la ocasión lo merece, pero os aseguro que Windows 10 da un nuevo soplo de aire fresco a este mercado, un impulso que sólo favorece al usuario en su experiencia diaria, y que en conjunción con un buen diseño de este ASUS UX305, hará las delicias de muchos usuarios.

Precio y compra

La empresa asiática sabía de la necesidad de ocupar un nicho de mercado dentro de los ultrabooks que no se excediera de los 900 euros, pero que a su vez fuera sumamente interesante para el público general. A fecha actual, este ASUS UX305 puede encontrarse en su modelo de 4GB de RAM y 128 GB de disco duro sólido por menos de 700 euros en tienda como Amazon.

¿Vale la pena el ultrabook “asequible”?

83

El ultrabook perfecto no existe, pero está mucho más cerca de ver la luz. ASUS ha hecho una apuesta extraordinaria, con un apartado multimedia que muchos quisieran incluso habiendo pagado un precio muy superior, y con un diseño que capta nuestra atención, pese a su sencillez.

Un portatil de categoría, cuyo principal problema será la potencia, pero no en el sentido de no llegar a lo más alto en cuanto a programas y aplicaciones de peso, ya que en un precio asequible un consumidor sabe lo que va a poder esperar o no, sino en cuenta al molesto calentamiento que he comentado en este análisis y que perjudica seriamente la experiencia. Si no fuera un error de hardware y se tratase de una mala optimización a nivel de firmware y sistema operativo, este UX305 sería un portatil que no recomendaría, obligaría a comprar si estáis buscando un producto para ser productivos (con limitaciones) pero también para hacer las tareas básicas como navegar o ver imágenes de la mejor forma posible.

ASUS UX305 frontal

Nunca los portátiles fueron tan ligeros, y cuando uno puede probar un modelo como este ASUS, la percepción de cuan importante es el peso o el grosor en un producto de estas dimensiones, cambia radicalmente. Un gran producto que no ha rematado en la meta final y puede echar atrás a muchos usuarios, con razón, pero que si consigue sortear algunos obstáculos en las próximas semanas, de ser posible, se convierte inmediatamente en un candidato ideal a Ultrabook del año, o al menos, al mejor ultrabook calidad/precio

Puntos positivos del ASUS UX305

  • Pantalla. La resolución y la tecnología empleada casan a las mil maravillas, colores muy vibrantes y buen nivel de detalle. Una de las mejores pantallas que he podido encontrarme.

  • Diseño y peso. Encomiable labor de ASUS por dotar a su ultrabook de un diseño y un peso que destaca en el mercado actual. La experiencia es inmejorable en este sentido.

  • Windows 10. El sistema promete, con mucho contenido que descubrir y herramientas para emplear. Muy dinámico y visual, con escritorios virtuales, multiventana mejorada y otros apartados que aportan valor en el día a día para cualquier tipo de usuario.

Puntos negativos del ASUS UX305

  • Rendimiento y calentamientos. Puede lidiar con tareas complejas, aunque con limitaciones y con procesos más lentos que otros procesador superiores, incluso en la gama Core i3, pero el calor que desprende desde el interior hacen muy incómoda la experiencia cuando lo sostenemos en las piernas o encima de nuestra cuerpo.

  • Altavoces. No son malos o de baja calidad, nada más lejos de la realidad, pero por un precio de 700 euros esperaba poder contar con algo más de potencia, nada que mi actual laptop de 400 euros no pueda superar.

Archivado en Análisis, ASUS UX305, Portátiles Windows
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion